Skip to Content

¿Es bueno el Whisky Black & White?

Black & White es un whisky escocés mezclado con una alta proporción de whisky de grano. No tiene declaración de edad lo que significa que no fue madurado.

La marca es particularmente famosa por los perritos coquetos de la etiqueta pero la pregunta que comúnmente nos hacen es: “es bueno el whisky Black & White?”. En este artículo te damos la respuesta.

Black & White Whisky

Consulta nuestro artículo con los Mejores Whiskies Baratos.

¿A qué sabe?

Black & White whisky bastante estándar, con poco para deleitar o decepcionar. Ligero, con una nariz de cítricos, galletas e incluso algo un poco agrio.

El sabor lidia con el alto porcentaje de whisky de grano joven en la mezcla, produciendo sal y caramelo. limón, y algo mohoso. No hay mucho final del que hablar.

¿Es bueno el Black & White?

Whisky-Black-and-White

Si nunca has tomado whisky y buscas uno para comenzar el viaje el Black & White es aceptable.

Pero si quieres algo un poquito más interesante y versátil para tomarse derecho, en las rocas o en cócteles te recomiendo el J&B, el Ballantine’s Finest o el Jameson; son whiskies con sabores un poquito más complejos.

¿Cuál es el precio del Black & White?

Menos de $200 pesos mexicanos es el precio del Black & White. Eso lo hace uno de los whiskies más accesibles que existen.

¿Cómo tomarlo?

Puedes tomar Black & White con Coca-Cola. Te recomiendo servirlo en un vaso gordo capaz de albergar mucho hielo.

Es importante que los cubos de hielo sean grandes para evitar dilución y acabes bebiendo más agua que whisky.

Otra mezcla recomendable es mezclarlo con soda para hacer un rico highball. No recomiendo tomar Black & White derecho o en las rocas; no es el tipo de whisky para disfrutarse solo.

Historia

Originalmente conocido como House of Commons, este whisky fue creado por James Buchanan & Co Ltd., que buscaba ofrecer un whisky para las multitudes urbanas de Londres. Irónicamente, no estuvo disponible en Inglaterra durante décadas. El Scottie y Westie en la etiqueta se agregaron en la década de 1890 y se convirtieron en símbolos icónicos del whisky escocés.