Skip to Content

¿Es bueno el Whiskey Jameson?

Jameson es el whiskey irlandés más vendido en el mundo. En este artículo te presento una reseña completa y contesto a las preguntas ¿es bueno el whiskey Jameson? ¿Vale la pena comprarlo?

Jameson-marcas-de-whisky

¿A qué sabe?

Nariz: Una nariz llena y floral lleva la suave dulzura de la mermelada y el dulce de azúcar antes de que emerjan un toque de vino Madeira y una pequeña nota de hierba recién cortada.

Boca: Café espesso y de buen cuerpo con notas de frutas, tanto frescas como cocidas con un poco de crema de vainilla.

Final: De longitud media con especias y miel.

¿Es bueno el whiskey Jameson?

Jameson es un buen whiskey, tiene un sabor ligero y robusto que lo hacen muy agradable de tomar derecho, en las rocas y es perfecto para hacer cocteles. Además se caracteriza por tener un precio que lo hace muy atractivo.

Es un whisky que logró suavizar el grano que en ocasiones tiene a ser áspero, con una mezcla de cebada malteada y sin maltear.

El resultado es un whisky muy ligerito y suave e increíblemente fácil de tomar; mucho más que los whiskies escoceses. La triple destilación parece ser el secreto para lograr esa suavidad.

¿Cuánto cuesta el whiskey Jameson?

Es un whisky que anda en el rumbo de los $450 pesos mexicanos convirtiéndolo en un súper precio para un whisky de este nivel. Aprovecha esta oferta y cómpralo ahora!

¿Cómo tomarlo?

  • Derecho
  • En las rocas
  • Con Ginger Ale: mezclando 30 ml de Jameson con 90ml de Ginger Ale
  • En un delicioso café irlandés.

Historia

Jameson tiene una larga historia de la que están muy orgullosos. La destilería se inaguró en 1780, pero no con el mismo nombre que todos conocemos y amamos hoy. Se llamaba The Steins Family Bow Street Distillery hasta que un escocés llamado John Jameson bajó del barco en Irlanda y cambió el negocio del whisky irlandés para siempre.

John Jameson se convirtió en director general de la destilería en 1786 y en 1805 asumió la propiedad total de la destilería, que luego también amplió. En 1810, el nombre del whisky se cambió por The John Jameson and Sons Irish Whiskey Company. Sin embargo, Jameson tenía una dura competencia ya que en ese momento la suya no era la única destilería en Dublín. De hecho, había muchas otras destilerías y muchas otras como Jameson que querían impresionar y destacar entre la multitud.

Jameson creció rápidamente y se convirtió en el más grande de Irlanda y uno de los destiladores de whisky más grandes del mundo en el siglo XIX. No todos fueron buenos tiempos para el famoso destilador irlandés, ya que el siglo XX trajo tiempos muy difíciles para Jameson’s. Después de que Irlanda declaró su independencia de Gran Bretaña, la destilería comenzó a luchar. La guerra comercial con Gran Bretaña significó un aumento de los aranceles a la exportación a uno de los mercados más grandes de las destilerías. Además de esto, debido a la prohibición estadounidense, se cortó el mercado más grande de la empresa. El comercio de whisky en Escocia creció como resultado con exportaciones baratas a Canadá, lo que significa que también podrían contrabandear whisky a través de la frontera estadounidense.

Para asegurarse de que el nombre y el legado de Jameson’s vivieran, la empresa tuvo que hacer algo para fortalecerse, decidieron en 1966 fusionarse con sus rivales anteriores, Cork Distillers Company y John Powers, para formar el Irish Distillers Group. En 1976 se abrió la Destilería New Middleton, lo que significó, lamentablemente, que Bow Street Distillery cerrara sus puertas. Hoy, Jameson’s es el whisky irlandés más vendido en el mundo.

Hoy Irish Distillers es propiedad de Pernod Ricard, duela del famoso whisky Chivas Regal.